crack

cada taco que se rompe es el beat de una promesa rota
en otro intento de brillar de noche
aunque terminemos por quemarnos de día
ya sabemos que la cantidad de las palabras que salgan de nuestras bocas va a ser proporcional a la distancia que haya entre nuestras cabezas y el pavimento
y sin embargo el remedio puede ser peor que la enfermedad
si se te queda pegada la careta

dos gatos negros me caminan entre las piernas
y un borracho camina por la vereda balbuceando verdades absolutas
los autos bailan alrededor de él, dan vueltas en círculos, espirales de humo me envuelven
logro escuchar algunos de sus alaridos de infamias incomprobables que se pierden entre los movimientos serpenteantes
la ciudad se transforma en una masquerade de asfalto y ollín
y la oscuridad es de alta alcurnia, brilla en todo su esplendor

hoy voy a rezar por el alma de todos y cada uno de ellos
que no logran reconfortarse con la belleza de los ojos ámbar
de dos gatos callejeros
y rogar que alguien nos proteja

donde debería haber vacío hay aire denso, pesado
como mi dedo sobre esta hoja aplastando este bicho que aparece con el calor y la lluvia
como tu mano sobre mi pecho tratando de liberarme
como el viento contra la ventana queriéndose abrir paso para que dejar entrar a la tormenta
es que todo se acelera cuando las cosas se suceden tan lentas
y tanto aire ahoga
¿no lo ves?
para chocar tenemos que frenar
"para qué trabajar
tanto con la cabeza
si te la voy a romper sin piedad"
me atrapaste abrazando un fantasma
en nuestra cama
y en vez de dejarnos solos
me diste la mano
y dibujaste dos ojos en mis hombros
para que aprenda a desterrarlo

ahora
amansamos bestias
domesticamos vampiros
enterramos muertos

todo
con la luz prendida
mi relación con el mundo
pasa por todas las palabras
que tengo para decir
que digo
y que no

por todo lo que escribo
                 todo lo que pienso pero no escribo
                                                 porque me olvido
                                                       porque me arrepiento
                                                o porque ya pasó

lo que se pierde en el camino
se encuentra
o se entierra
por eso es que suelo acostarme con la cabeza llena y las manos limpias
y despertarme sin cabeza y con las manos sucias

pienso
escribo
digo
no importa en el orden
pero busco un producto

a M.M.

sé que esta es la última vez
que voy a mirar de frente
la boca del lobo

escucho a todos tus hijos
llorando al unísono
desorientados por la ausencia

hago de cuenta que sé quiénes son todos y cada uno de ellos
que dicen conocerme
que me ponen vestidos de fantasmas

no va a haber última vez
para acordarme de tu cara cuando llegaba
y de tu mesa redonda llena de las pequeñas obsesiones personales

me acuerdo de cada una de tus promesas
y aunque no hayas podido ayudarme a descifrar todos los bagajes que me pusieron encima
tus abrazos bien supieron llenar vacíos

por eso no voy a dejar que te condenen
ni te voy a ver rendida
los afectos trascienden los cuerpos y las malas decisiones
pierdo calendarios y relojes
entre las hojas que hacen crunch-crunch
abajo de mis pies

veo cómo se desdibujan las cosas
cómo se van
como el agua del cordón de la vereda
donde estoy sentada

busco todos los papeles
donde anoté todos mis por qué
antes de se los lleve el viento
o se deshagan por la sequía
o se pudran por la humedad

voy a ordenar mi casa
voy a encontrar mis pies
voy a salir a caminar
pero nunca de la mano

no hace falta

tenés tiempo

no puedo y casi que no quiero creer
en todas esas cosas que leo entre tus costillas
y tengo que evitar a toda costa tratar de entender qué es lo que dicen tus dientes
qué significará el silbido ese, ni tan grave ni tan agudo
que hacés cuando dormís

no puedo y casi no quiero ponerme a analizar
qué son todas esas palabras que me chocan
que me pegan en la cara como viento
entrando por la ventana
como el otoño
como el otoño
como mi estación preferida
que es el otoño

te recuerdo que faltan 29 días para mi cumpleaños

siento los futuros ardiéndome en el plexo solar
y el pánico post-reconcialición conmigo y después con vos que al final no es más ni menos que nos
ya te expliqué lo que me pasa: desconfío de los poetas que niegan el ego
y se saben sus poesías de memoria
¿no lo sentís? nos metimos en esta jungla a lamerle la cara a los leones
a veces parecés uno de ellos
pero en realidad sé que somos todos
fumamos, aspiramos, lamemos
nos morimos de ganas de que nos besen la columna vertebral
vér-te-bra por vér-te-bra
y que nos pasen la lengua entre las piernas
que nos recorran
que nos conozcan
pero no tanto, sólo la piel, nada de entrañas
porque la destrucción
suele estar a un par de palabras de distancia
lo insólito
de la electricidad
que después se hace estática

es más que homofonía
es encontrarse con fragmentos de un marco
adentro de un cuadro

y lo que llega
se lleva
los clavos que me mantienen en alto
lo que está mal
y lo que está bien
casi no se diferencia
cuando tenés un pie en el agua
y otro en el aire
sofocado y concreto
está y es
el problema

y esta vez
no estoy hablando
de las nimiedades
de siempre

digo

la iluminación
el enarbolación
y el prenderse fuego

por todo eso que ayer negabas
y hoy querés que te convierta en mártir

cuando no tenés plan
sí importa quién sos
que no siempre hago las cosas bien
pero que siempre tengo buenas razones

aunque le hable a la pared
sé qué es lo que quiero:

decirte feliz año nuevo
pero en la cara



es importante morirse
porque siempre hace falta renacer
en cada uno de los giles avivados

algunos nos dimos cuenta
más tarde que otros
de quién eras

hay días que cuesta más
haberse quedado
entre tanto kilombito

pero hoy decidí
que me voy a acordar de la fecha
del día en que naciste
para sonreír todos los 25

la pasión de juana de paco

tomarse ese restito
de cerveza caliente
no es un sacrificio
es comprender que alguien tiene que hacerlo

como cuando te dije
"dale, acabame en las tetas"
para que sonrías
lo que me carcome
también me encanta

un día quisiera verme desde afuera
a ver si es verdad eso que me dijeron

que esto se nota cuando me mirás
cuando era chica
me reía cada vez que el viento me pegaba en la cara
ahora
sólo sonrío

por eso no quiero perder más nada
dejar atrás los platos sucios
y aprender a limpiarse
la revolución no es una cena de gala
pero tampoco la bardeemos

siempre puedo encontrar
nuevas formas de disimular
cómo me desarmás
con una mano en mi hombro y nada más

porque de lo nuestro espero la reforma de mi Constitución
la guillotina al bajón

la ligereza y la intensidad
con la que nombramos
a los muertos
con tanto fervor
y lo que hacemos con lo que nos dejaron

la capacidad
que tenemos
de hacernos los boludos
sobre la inmensidad
del universo

el sentir
que estamos todos
del mismo lado de la soga
y todo el barro que nos separa y no tanto
de los que están en la otra punta

nos ensuciamos
para que amanezcas limpio

nos movemos
para que andes descansado

nos gritamos
para que no pierdas la tranquilidad

nos buscamos
para que no te preocupes

siempre nos encontramos
te nombré como no quería
para poder nombrarte
entre las líneas
esas que, aún alejados
nos acercan
podemos decir
que este proceso histórico
que hoy nos atraviesa
no nos pega a todos por igual
esa sería
la única explicación
que puedo darle
que quiero darle
a que vos seas marco
y no coyuntura
pero te juro
que un día
tus hijos va a abrir un libro de historia
y van a ver nuestra foto
aunque todavía no decidí por qué
una mano en las costillas
y un beso partido al medio

que nadie se entere
de lo que escondo

que grites fuerte
cómo te pongo

que nos rocemos las rodillas
adelante de todos
entendí que esto es otra cosa
cuando me hiciste el chiste de los locos
y me reí
una conexión entre la cabeza y el mundo
una relación
con el universo
ya van tres personas que me dicen "qué bien comiste, turrita"
y yo sólo pienso "sí, todo bien, re lindo el pibe pero es socialista"
también pienso en el momento en que cambié el vodka con 7UP
por vodka con pomelo y si eso significa algo
como cambiar de color de pelo
o de cuenta de mail
o de poeta favorito


es que todas las pequeñas cosas del mundo
me resultan enormes hoy
¿qué es eso que te lleva a arrastrarte por los suelos buscando un reflejo?
me pasan cosas importantes con la imagen esa tuya que tengo
y veo cómo tu nombre se desdibuja, tapándose con otros
como las hojas de un libro
letras sobre letras, acumulándose
buscando un sentido
la diferencia es que acá no hay un final
porque nunca hubo principio
el problema no es lo que pasó sino que todo lo que puede pasar ahora
tenías los pantalones más feos del lugar
y de la música no me hagas empezar a hablar
pero de todos los caminos y respuestas posibles
preferí tender un puente
atravesarlo, sigilosa
y llegar a vos
saltando en un pie
por cada uno de tus lunares
y dejarme caer

Laura Klatt hizo un dibujo de algo que escribí. Y es más lindo que lo que escribí.


me pasa que no encuentro las palabras
y me gusta tanto esta oscuridad 
que termino odiándola
es que no quiero ver jardines
ni convertirme en el fantasma de Pizarnik
quiero ser una con el lenguaje
para poder leerme
escucharme
entenderme
y ante todo
para saber
por qué hoy dije
que nunca más iba a escribir poesía
me puse la petaca en el bolsillo de atrás
para que me mires el culo
y funcionó
porque me pediste un trago
de “eso que tenés ahí”
con una sonrisa cómplice

giré un poquito el torso
y con mi mano derecha
la saqué del bolsillo izquierdo
te la pasé
con una sonrisa cómplice

y en ese momento mínimo
ese que dura apenas un segundo
en el que nuestras dos manos
tocan la misma cosa
nos rozamos los deditos

y mientras dabas sorbos largos
de chico canchero de capacidades sexuales dudosas
nos miramos
con una sonrisa cómplice

soltate el pelo
que hablás mal
pero te queda bien

te miré a los ojos siete veces esta noche
te imaginaba con la misma mirada
pero con cuerpos distintos

no sé si te diste cuenta
me parece que no te importaba en realidad
que preferís mirar un río o leer una poesía

un chico que no conocía
me saludó cuando me iba
vos no

pero eso también te queda bien

soy un montón de cosas
en un montón de lugares
(nunca quieta)

mi cabeza es la tercera posición
donde soy poeta negada a la Metamorfosis Adolescente

en el resto:

soy militante de la pesadilla de mis padres
y del sueño de sus padres

soy creadora de mundos donde nunca me verán maquillada
y sin embargo nunca nadie se da cuenta de nada

soy una canción oscura
que se baila en los boliches brillantes
(perder el control bien puede ser cosa alegre)

buscar y no encontrar
¿por estar donde quiero y no donde debo?

me negué tres veces frente al espejo
y se sintió bien
hoy fui a una librería donde
la sección de "superación personal"
estaba al lado de la "jardinería"
y le encontré mucho sentido
de todas las cosas que podría decirte
sólo voy a recordarte:
me debés un porrón y un orgasmo
tuve que viajar 300 km para darme cuenta
que tu desprecio me da risa
que la tristeza de los arquitectos es hermosa
y que la oscuridad es la carta de presentación que mejor me queda
y la llevo con alegría
la diferencia entre la idea fija y la idea pija está en cómo lo sentís
como cuando mi profesora de yoga me agarró una teta
y mi profesor de la facultad me dijo que no me preocupe, que cualquier cosa, se lo reforzaba con un oral
y ambos nos sonrojamos
llevar cuaderno de mis mambos y tropiezos
como una hoja de ruta de los lugares para repetir y para eludir
nunca le puse candado a mi diario íntimo
para guardarse la oscuridad, ya está cerrar los ojos
para abrazar la oscuridad, ya está dormir con vos
pienso en la avenida corrientes y en las manos
y en todas las poesías que ahí me regalaron
siempre me encuentro con algo que me hace acordar
a todas las cosas que quise y no pude
es que siempre me vienen de frente
y no se dejan esquivar
me di cuenta que está lo que me gusta o hasta me encanta
lo que no quiero ni ver
y vos
la tercera posición del corazón
si de razones se trata
no puedo más que repararme en las ganas
para justificar mis sigilosos de intentos de invasión
a tu espacio interior

que me gustaría explorar las constelaciones de tu espalda
que no quisiera sentir la gravedad
que preferiría dar un pequeño paso en vos
a alguno gigante en otro chabón

igual no te preocupes
si hay algo que aprendí
es que el amor bien puede ser unidireccional
y que aunque las naves se desarmen,
siempre vuelven a algún lugar
somos troskos de la melancolía
por eso seguimos escribiendo poesía
¿sabés? vi un par de cosas en tu ojo que me cuesta olvidarme
ese que tenés levemente más cerrado, como el mío
vos decías cosas lindas y yo fumaba un cigarrillo
porque cuando no sé qué hacer, prendo un cigarrillo
me contabas tus historias que me hacían sentir que estabas cantando mañanas campestres
y yo pensaba que no sé si es triste pero me pasé la adolescencia en antros, encerrada
siempre evitando la luz del día y llenándome de olor a cigarrillo en pelo
pero en ese entonces tomaba tequila cuando no sabía qué hacer
igual no paraba y casi que no paro de pensar que tenés algo en el ojo que no puedo dejar ver
porque te creo cuando me cantás mañanas campestres
pero también te veo la oscuridad
una oscuridad de esas que brillan en luz negra
y no quiero pensar y casi que no puedo
pero me gustarían tantas cosas
yo sé que nunca vas a estar quieto
que no voy a poder sacártela como basurita o lagaña
pero también sé que me encanta intentar

al día siguiente, cuando volvía a mi casa en el colectivo
me dieron ganas de mandarte un mensaje que dijese:
en el juego de la confianza
cierro los ojos y caigo en tu casa
el problema es que no siempre estás adentro
pero por algo no tenés celular
un día me voy a enamorar de nuevo y me van a volver pasar cosas como sentir que no se nos cerró bien la mollera y nos metemos cosas ahí porque me va a parecer increíble el nivel de conexión. o me va a pasar de querer recorrerte desde la punta de los pies hasta la base de tu cráneo y dormir entrelazados. me re imagino escribiéndote todas las poesías del mundo y vos con tu guitarrita haciéndome sentir que hoy es el mejor momento. y las películas, las canciones, los dibujos, las caminatas en invierno por avenida Corrientes después de la última función del cine. y las noches en que no durmamos juntos seguro me voy a preguntar: ¿quién va a iluminar este agujero negro si no somos nosotros los que ardemos?
perder el miedo es ganar futuros

oda al segundo (des)amor

I
entendé que no te pienso decir feliz cumpleaños hoy si para mí naciste el día que se alinearon nuestros agujeros negros, un octubre entre sábanas sucias y paredes llenas de todas las fiestas del mañana.
te estoy diciendo que no voy a incitar una catástrofe natural tratando de equilibrar nuestros vacíos celestiales, que no me voy a volver a poner tu remera y por favor ni sueñes con que te voy a escuchar cuando vuelvas a susurrarme esas poesías al oído.
estoy prendiendo velas para que llegue el fin de este fin sinfín. estoy buscando el mensaje del cosmos que me asegure que esto se va a terminar. ya no puedo esperar más que me vengas a buscar.

II
el día que dijiste no va más sentí la muerte más cerca que aquella vez que me clavaron una 22 en la frente. me dejé vencer por tus desencantos, caí en tus venenos y me revolqué, lamí mis heridas para mantenerlas húmedas, para que no cicatricen. recién acepté tu huida el día que entendí que eso fue, una huida.
me di cuenta siempre fuiste como una venda en los ojos y un ácido en la lengua. y te recuerdo que no creo en los malviajes.

III
aprender a querer es más difícil que dejarse querer. dejarse querer es más difícil que saberse dejar.
qué bueno que aprendimos a respirar.

IV
te prometí las llaves de mi casa. vos me prometiste venir. no te prometo no cambiar la cerradura.
tus piernas como un manto de oscuridad que me abraza el plexo solar
como unas cadenas que me atan las raíces
me arrastraste hasta lo más hondo de mí y me dejaste con una caja de cigarros sin fuego
me consumo como vela en la noche más oscura y vos invitás a todos a que vean el show
de la bailarina de cajita musical a la que le rompieron los dedos y aún así intenta sacarse la venda de los ojos y aflojarse las ligaduras
yo me pregunto si vos ya aprendiste a sacarte la careta
hoy estamos en abril y las hojas ya se empiezan a hacer colchón
es el viento en la cara, en las costillas el que nos empuja
la inercia, ¡la inercia!
no me quiero mover si no me quiero mover
quiero aprender a bailar en la oscuridad
y que me invites esta pieza
me agarres de la mano y te sumerjas
en abril, en un colchón de hojas, con el viento dándonos en la cara y las manos en nuestras costillas

parafraseando la inconexión (o cómo todo tiene que ver con todo)

decirle que hay amor después del amor y aún más amor después de ese a un poetapintorboxeador que está en Australia leyendo cómics de Archie y yéndose a ver Odisea del Espacio al cine del lugar

darle una piña en el ego a un falsochicopoeta porque ya no te bancás a quienes no hablan desde las vísceras porque vos no sabés dónde dejaste las tuyas

saberse tentada por la oscuridad de un lugar que no acepta el fin de la noche, que retuerce el reloj para aspirarse sus últimas gotas y que le chupa la sangre a los malditospoetassobrevivientes

viajar en el mismo vagón donde sentiste que no había más amor después del amor y que un desconocido te regale una poesía de Rimbaud

llamarlo por teléfono solo para decirle una poesía parafraseada: "aunque todo sea una farsa yo sé que el mundo cabe entero en un porrón"

recibir un mensaje de una amigapoeta que está a 300 km que dice "hay que buscárselos curtidos" y recordar que hace tres noches te dijeron que tenés lindas tetas y hace dos, que sos más linda en 3D

no necesito ejercitar buscar la poesía en la paja ajena si me colás los dedos en el cerebro y me hacés arder el plexo solar cada vez que me acuerdo pero se ve que andás vago y yo ya me cansé de siempre ser la que tiene que esperar
simular existencia
en un mundo disimulado
¿qué mejor disfraz que el que te deja escondido a vista de todos?
¿qué mejor careta que la propia piel?

saberse de mentira
saberse irreal
como la nada
y sin embargo

siete billones de personas respirando al mismo tiempo
catorce billones de ojos cerrados
y si esto no es un sueño del que se puede despertar
prefiero caer en un agujero negro
pienso que un día
me van a besar la columna vertebral
sin que lo pida 

tiene todo eso que yo
no tengo
ni quiero tener
pero en él se ve tan bien

tengo un montón de
razones para no
pero hoy
que de este sueño
nos despertemos
siendo dos 
que no nos olvidemos
la pava en el fuego
y nos evaporemos 

que de este carbón
que soy hoy
salgamos diamante


que te aparezcas
que te presentes en este lugar e instante
que bajes por esa escalera con tu sonrisa altanera
y que me bailes esta canción mientras no me soltás la cintura 
dame todos los cordones de vereda con cerveza que perdí
por una adolescencia acomodada, de educación católica
regalame todos esos discos que tendría 
que haber escuchado hace años y ya no tengo tiempo
dejame hacerme cicatrices con tus huesos
nunca terminé de entender qué es eso de dejarse matar por el otro
quiero que sepas que te robé una bolsa y un cuaderno 
en los que voy a ahogarme hasta comprenderte
hasta poder leerte como el evangelio según san mateo 
o los salmos de domingo
hasta poder repetirte como el padre nuestro 
o el saludo a la madre superiora 
mercedes del niño jesús guerra
hasta convertirme en tu representación en la tierra
no me va a dar miedo morir por vos 

íbamos caminando por esa calle que caminé mil veces pero con otras personas. con vos era la primera vez. me di cuenta de eso y te sonreí porque pensé que me gustaba caminar con vos, que veía otras cosas porque estaba con vos pero no te lo dije porque esas cosas nunca las digo. a veces me arrepiento de eso. a veces digo “menos mal”. por momentos me hacés sentir eso: ganas terribles de saltar encima tuyo y llenarte de flores y a los cinco minutos llenarte de vidrios.
yo estaba borracha de vodka y vos no sé qué tenías encima pero estabas terrible y yo nada más quería tirarme en un sillón, una cama, al piso pero con vos.
al final terminé caminando por esa misma calle yo sola con ganas de clavarte mil vidrios en los ojos y me senté sola en mi sillón y en mi cama y en mi piso. sola.
al menos ya sé que por vos no tengo que contener la respiración.
¿sabés qué pasa? últimamente me la paso boxeando a los fantasmas de las navidades pasadas.
me di cuenta que nunca vas a encontrar razones si las estás buscando, nunca vas a encontrar el encendedor si lo necesitás o un kiosco abierto cuando la manija te domina.
los chistes cósmicos cansan pero el universo se volvió cínico de tanto estar solo y ver cómo nos revolcamos es su única diversión.
todas estas ideas de que “sí, ya sabemos, está todo mal pero hay que aguantarla porque es así la mano” no son mías y no son tuyas tampoco. es la charla post coito con un ex más famosa de la historia, la más repetida con algún abuelo o padre un domingo tipo tres de la tarde cuando los demás duermen la siesta y el vino todavía no te fisuró, el cliché número uno de muchas películas de muchos géneros.
las personas existen, el amor existe, el dolor existe, la felicidad existe, todo existe si querés, no te niegues tu pedacito de cosmos, no me vengas con posmodernidades que niegan sentimientos y les ponen nombres como “construcción”. animate a decir que el amor es una construcción cuando te rompan el corazón en mil pedazos y sientas que no hay nada después de X.
no sé. ahora te quiero dar un par de piñas en realidad. pero también dormir con vos.

hace tiempo que no llego borracha a mi casa, que no duermo bien y que leo cosas mías en los demás pero a mí no me salen.
encontré un montón de artistas para terminar el año, varias poesías y no tanto que me salvan la vida a cada rato pero hay algunas cosas que las sigo buscando más allá de las estadísticas.
nunca es buen momento para buscar trabajo, departamento, amigos nuevos, novio, un lugar donde pasar el verano. nunca. pero si nunca es un buen momento, siempre es un buen momento.
fabri se tiró al piso y me dijo que ame lo que me quiere destruir y que, así, eso me va a amar a mí. no estoy muy segura sobre eso pero me sirvió para sobrellevar el bar del mal. no sé si fueron mis poesías, las personas o el lugar lo que me dio el ataque de pánico.
es que últimamente estoy muy random. pienso en un montón de cosas a la vez y las quiero decir todas juntas.
necesito ordenar mis prioridades. entre otras cosas.
me gustaría ser yo quien llene tu boca de palabras 
de las dulces y de las indecorosas
y sin embargo, aquí estoy
enfrentada a la psicosis del contexto
a la neurosis del presente
a la espera de una señal
que me diga que puedo avanzar
a tu boca  

paraguayito que me hacés picar la nariz
dame más cordones de la vereda en zona sur
llenos de birras y abrazos y frases para recordar
de chonguitos de una tarde ñoña y nunca más
regalame más poesías para recitar
y todavía más para anotar y anotar
llená mis cuadernos de flasheos
de tu propia visión de la realidad
paraguayito que no siempre me pegás
no me dejes pagando otra noche más
sacudime un poco las ideas
después, si querés, te vas 

camino por el infierno en puntas de pie
y me disfrazo con sus ropas
veo cómo viven
y los siento en mis entrañas
pero no los quiero en ellas
el largo pasillo mohoso y oscuro
por el que transito desde hace meses
con la puerta, que la veo pero que cada vez está más lejos
el haz de luz es pequeño pero es
bailo con belzebú
bebo de su sangre
y como de su carne
pero no le pertenezco
sobrevivo
como todo buen ser humano
y no estoy hablando de bondad 

ver películas malas para no pensar en que sos vos el que está viviendo una película mala

voy caminando por la calle y lo único que veo es viejos hurgándose la nariz y tomándose sus últimas gotas de vida en forma de vino.
es de noche pero ya está empezando a amanecer. día internacional de la resaca. año mundial de la muerte. empezó la carrera por la supervivencia.
no me interesa quedarme a ver el show de la decadencia humana pero ya no quedan clubs de dandys de buena poesía ni de damas de cigarrillo con boquilla. tampoco es que voy a irme.
¿sabés? hoy me pinté los labios de rojo sangre y esperaba que me lo saquen, de un arrebato, de un tirón, como un fix de energía universal. creo si usara rimmel, ya se me habría corrido. menos mal que no desperdicio fluidos en causas perdidas. ¿menos mal?
sigo caminando y me gritan que llegó el fin. yo me pregunto cómo puede empezar algo que nunca termina. esto no es un segmento en el universo. es una constante expansión del desasosiego, como un virus, como una epidemia pero no mortal porque no es esto lo que te mata, somos nosotros los que nos matamos entre nosotros, no necesitamos una fuerza sobrenatural para ello.
parece que en todos estos años de existencia no aprendimos nada realmente. ponemos a los amantes en cuarentena, encarcelamos a los apasionados, encerramos a cualquiera que se anime a sentir la oscuridad aunque sea un poco. ¿todavía no vemos que desde el borde no se puede hacer nada? ¿todavía no nos damos cuenta que hay que tocar el fondo del asunto para salir a flote, para ver la verdadera luz? claramente no. y que ni se les ocurra entregarse al universo, dejarse llevar por el hemisferio conector.
la infravaloración de la conexión entre los pares, el nuevo mal del siglo XXI, el antiguo mal de los imperios, el eterno mal de la humanidad.
¿qué es lo que tiene que pasar para que se nos caigan las vendas de los ojos, para que dejemos de taparnos las heridas y sangremos de verdad?
y ojo, yo no soy una iluminada, sólo recibí una trompada en la cara del universo, una latigazo de una galaxia, un momento que me obligó a parar porque no da para más esto. tanto moscato me pegó mal. 

sé de las razones para invocar a la desaparición de los cuerpos
porque hoy, más que nunca, no quiero verte
menos quiero encontrarte una noche en una fiesta y hacer de cuenta que no tengo ganas de clavarte los dientes en la yugular y los dedos en los ojos
es que aprovecho tu ausencia, la exploto, la exprimo y bebo las palabras que salen de ella
hasta me pinto la cara como guerrera con ella, para luchar contra vos y contra todos los que quieran recordarme tu existencia
y tené muy en cuenta y no te olvides que nunca te gané pero tampoco aprendí a perder
y que el fin
no tiene fin 

ya no puedo sentarme en la puerta de tu casa a lamentar la pérdida porque ya no sé dónde es tu casa
- tengo miedo de encontrarla y no poder volver a la mía -
no me gustan las odas a los corazones rotos y a la falta de coraje pero acá estoy, viendo tu cara en lugares donde jamás irías, sintiendo tu perfume en colectivos que van al norte, escuchando un sinfín de canciones que nunca voy a poder regalarte
porque se acabó
llegamos al fin
tocamos fondo y no hay vuelta atrás
no encuentro tu casa, no encuentro tu cara, no encuentro dónde dejaste mi cabeza y tampoco te encuentro para preguntártelo
es que tampoco quiero
prefiero pasar año nuevo sola antes que con un cobarde 

recordar
la cantidad de cucharadas de azúcar que usa cada uno
nunca olvidar
las caras de las personas que toman café negro
¿es que tienen demasiada luz o demasiada oscuridad?
me olvidé
de verte el otro día
pero algo me quedó algo claro
nuestros huesos no están rotos

que entre la lluvia por mi ventana
y encontrarte entre las sábanas
eso sería una feliz navidad 

¿sabe tu mamá lo que hacés cuando cerrás la puerta?
¿sabe cómo te masturbás pensando en la Virgen y eyaculás Evangelios?
y decime, ¿te lavás con agua bendita o te escondés abajo de las sábanas?
¿le contaste cómo nos bañamos en vino mientras te leía las Santas Escrituras?
¿y cómo nos fumamos el Apocalipsis?
no, a mí no me hables de Judas ni de Mefistófeles, yo no soy la pecadora acá
yo ya me divorcié de Dios y no le temo a la confesión
sos vos el monaguillo de la Iglesia más hipócrita
el que pide perdón mil veces para volver a hacerlo mil más
¿”Dios te salve, María”?
no, yo no necesito que me salven, no soy princesa en la torre de nadie
y no, no estoy llena de gracias y nadie está conmigo
tampoco soy una santa, ni una puta, ni una santa puta y ni por putas ruego por vos
¿ves cómo creás tus propios infiernos?
no necesitás jugar a Elige Tu Propia Aventura con la Biblia para eso
y, a ver, dale, dame tres razones para no apalearte, crucificarte y bañarte en vinagre
porque, la verdad, es que quedarías muy lindo colgado en mi pared 

me hablás de la vida, de la muerte, de lo que harías, de lo que me harías pero no
no hacés nada
hablás de prender fuego un montón de lugares, de derrumbar edificios de carne podrida, de romperme la cabeza y dejarme blanca pero no
no hacés nada
tomás del trago de todos, te reís de los chistes de todos, te masturbás pensando en las ganas que te tienen todos
pero conmigo no hacés nada más que hablar
la fiesta está acá adentro, ¿no te diste cuenta?
yo ya no sé qué hacer para hacerte callar
¿para esto me hiciste desviarme de mi camino?

tengo las manos negras y los dedos cortarrajeados
todo por buscar las palabras entre las palabras para darte
aprendí a disimular, siempre parece que sé lo que digo, ¿viste?
pero me rasgás el disfraz, me dejás desnuda y sos voyeur
siento que no hay vestido que te deslumbre
que no hay poesía que te llene los ojos de lágrimas
que no hay forma de que cierres los ojos y te dejes llevar
que me dejes llevarte
me ensucio tanto intentándolo
me lleno de sangre y barro
ya sé de tu gusto por lamer heridas, no me tomes por ingenua
por más que mis ojos te digan lo contrario
es que no me molestaría ser kamikaze de tu causa, que me crucifiquen por tus pecados
sólo te pido una feliz navidad
y un próspero año nuevo 

en el diario anuncian que el pan está en la mesa
y que el pasado no va a volver
él me dice que no les crea, que todo lo que ellos dicen es mentira
que no estamos nadando en un mar de calmas
ni que estar al Sur significa estar más cerca del infierno
pienso algunas cosas pero me callo
seguimos caminando por el cuarto creciente
rompo el silencio: “¿sabés que hace más de cincuenta años ya que Yuri Gagarin fue al espacio?”
me sonríe y yo junto los pedazos del suelo
él me ayuda a rearmarlo y seguimos caminando
llegamos a luna llena
lo bueno de los libros de poesía
es que podés usarlos como petaca
conozco un montón de gente
que sé que me conocen
pero nunca nos saludamos

últimamente el mundo es un poco eso
tenés 95 amigos en común
tenés 5 amigos

yo quiero estar en una relación
con el universo
que me digas justo lo que estoy pensando que quiero que me digas

es de noche
todos los días son de noche
no anhelo mucho
casi que no quiero nada
sólo algunas palabras
¿quién creería en algo tan incómodo como la idea de que nunca llegan las señales a través del universo que embriaga y hace que nosotros, los planetas, choquemos?
somos de carne
somos de tierra
somos de luz
de luz negra
y no
hoy no tengo historias de agujeros negros
ni de vacíos celestiales existenciales
no te estoy contando la historia de cómo la fiesta se quedó vacía
o de cómo casi te vomito todos tus flagelos
no te estoy contando ninguna historia
te estoy diciendo que me siento un astronauta imposible en esta era de livianidad
que el cinturón de orión me aprieta la cintura mientras siento los escalofríos de todas las noches del mañana
somos dos en un viaje de uno
quedate, andate, echame, dejame o fundite conmigo
y que el último que se vaya, incendie la puerta 

no me gusta la cocaína pero, a veces, la tomo igual
es que las noches acá pueden ser muy aburridas, vos sabés de qué te hablo
digo
ya me rompieron el corazón
ya rompí algunos yo
ya le corté la cara a dios y me pinté los labios con su sangre
ya le dejé el rouge en la cara a quien debía y a quien no también
ya malviajé con lo mío y masturbé mambos ajenos
¿y ahora qué queda?
ya me arrepentí, ya me sentí una diva y ya me sentí una idiota y todavía lo hago algunas veces, como aquel viernes
la pasé tan bien y la pasé tan mal que no tiene sentido que te siga contando esto
¿sabés qué pasa?
siento que se acaban las noches
pero yo no acabo 

¿sabrá tu novia que escuchamos jesus & mary chain?

explicame por qué tengo que dejar que me arrastres a la oscuridad de tus flagelos mientras vos brillás como todo el cinturón de orión amplificado diez millones de veces. explicame por qué tengo que aceptar que me hagas revolcarme en mis miserias mientras vos bailás sin parar sobre mi cabeza. y explicame por qué necesitás constantemente recordarme tu existencia, por qué no podés dejarme en paz y en silencio, tranquila y lejos, distanciada de tus telarañas y tus venenos.
igual ya sé que es parte de tu religión.

los mejores amores que tuve
los escribí antes de conocerlos

preparo el terreno
para la caída libre
en vos 

hay tantos árboles allá afuera
como formas de llamarnos
será por eso que
estoy empezando a sentir los efectos de la deforestación

tuve tu amor en mí
y lo perdí
se nos escurrió entre los dedos
mientras nos dábamos la mano
no hay búsqueda ni recompensas para eso
me acostumbré a que así sea 
pienso que un día
me van a besar la columna vertebral
sin que lo pida 

ver más de lo que se quiere ver
parte de entregarse a la decadencia de ese bar
siento cómo todo ahí me arrastra a la oscuridad
a todo lo que dije nunca
nos veo reptando por el suelo
desde la última baldosa iluminada
los veo desesperados
intentando aspirar los vidrios rotos de todas las fiestas del mañana
rasgándose los vestidos y usándolos para vendarse los ojos
la música es mala pero le miento
la gente es mala pero me miento
las drogas son malas pero te miento 
es que sé que siempre termino volviendo

esos momentos
tu mano adentro de mi pollera mientras me cantás when your parents go to sleep al oído
mi lápiz labial en tus labios
caminar a la madrugada, viento en la cara, escuchando esa canción
- y la lluvia - 
en contraposición a
quedarme sin cigarrillos cuando la noche ya me quemó
quemada por haberme quedado hablando con tus amigos mientras vos andá a saber qué hacías
y que me digas que no te gustó weekend
así nunca nos vamos a poner de acuerdo

sos como un lago congelado:
me paro sobre vos
te siento
no aguanto el frío
corro
a veces no te das cuenta
a veces el hielo se quiebra
y caigo en vos
el problema
es que aparte de congelado
estás contaminado 

me gusta que me digas qué te molesta de mí
y hacerlo con más ganas
pero ahora te hace reír
pensé en nosotros como una pareja en tiempos de guerras
ser amor por correspondencia
seguro sería más fácil
hoy iba en el colectivo leyendo poesías y viendo los árboles
tenía sentido:
todas las copas de los árboles metiéndose entre las letras para que no te des cuenta que esto que te digo es para vos 

I
me das ganas
de militar canibalismo
es el gualicho de tus ojos borrachos
y tus manos suaves
es la sensación
de que todo re-comienza
es el hambre
de sentirme llena
es la música popular
y que te conviertas en mi pista de baile 

II
es el gualicho de tus ojos borrachos el que no me dejó ver tu color
son tus palabras las que hacen que te quiera callar de un beso
siento querer recorrerte en la oscuridad
             galopar tus venas
                         callarte los ojos
                                    robarte la respiración
es que en mis surcos está fluyendo de nuevo esa sensación
de querer arrancarte las costillas
arar tus entrañas
y plantar tantos no me olvides como agujeros tengas en vos

hace tiempo que no llego borracha a mi casa, que no duermo bien y que leo cosas mías en los demás pero a mí no me salen.
encontré un montón de artistas para terminar el año, varias poesías y no tanto que me salvan la vida a cada rato pero hay algunas cosas que las sigo buscando más allá de las estadísticas.
nunca es buen momento para buscar trabajo, departamento, amigos nuevos, novio, un lugar donde pasar el verano. nunca. pero si nunca es un buen momento, siempre es un buen momento.
fabri se tiró al piso y me dijo que ame lo que me quiere destruir y que, así, eso me va a amar a mí. not sure about that pero pude sobrellevar el bar del mal así. no sé si fueron mis poesías, las personas o el lugar lo que me dio el ataque de pánico.
es que últimamente estoy muy random. pienso en un montón de cosas a la vez y las quiero decir todas juntas.
necesito ordenar mis prioridades.

mis amigas y vos y yo y todos los demás


Julia me mostró ese poema que decía SECUENCIA ROTA y automáticamente pensé en vos
porque decir “nosotros” no me cierra
no importa qué tan lindo seas
yo podré idealizar zarpado y todo pero vos
sos el Midas del bajón

Fernanda me dijo “lo que tiene de pija es lo que le falta de huevos” y la abracé porque me encanta cuando tira esas máximas geniales
lo triste es que fue cuando hablábamos de vos y que es verdad
cagón

Gimena siempre me hace gastar una rayita de la batería del celular
no sé cómo es que siempre tenemos tanto para decirnos
igual siempre llegamos a lo mismo:
todos psychos o cagones o las dos
igual ya le dije que no sé por cuánto más me vas a poder engualichar
ya no sé si quiero escuchar tu canción

Agustina suele instarme a mandar a todos a la mierda
no es que no quiera a veces pero en realidad ninguna de las dos lo termina haciendo
igual me parece que no le gusta que le hable de vos
sabe lo enroscado que sos y no le cabe tu desazón
una banda punk te canta la posta:
“no se encuentran las ideas ni las letras en la bolsa”

una banda careta te tira otra:
“ni siquiera llegué a sentirme tan mal”

y una de las mejores bandas del mundo dice:
“it’s a sick sick city but it’s never gonna make me insane”

pum
ya va a llegar el día en que no haga falta esperar el día
mientras tanto
me compré una revista de sudokus y crucigramas
el universo es una puta hermafrodita que te obliga a fumarte sus agujeros negros y encima hacer carioca. que siempre te da un poco menos de lo que querés y un poco más de lo que podés manejar. que te chupa la sangre y te la escupe en la cara. que te vende planetas hermosos pero gaseosos, inhabitables, irrespirables, insoportables. que te da el kit de supervivencia más rata pero que si te avivás, te deja que le robes un par de constelaciones. que te corta el mambo en el punto cúlmine pero que siempre, siempre te deja con las ganas de saber qué viene después.
boxeando a los fantasmas de las navidades pasadas me paso los días últimamente.
nunca vas a encontrar razones si las estás buscando, nunca vas a encontrar el encendedor si lo necesitás o un kiosco abierto cuando la manija te domina.
los chistes cósmicos cansan pero el universo se volvió cínico de tanto estar solo y ver cómo nos revolcamos es su única diversión.
todas estas ideas de que “sí, ya sabemos, está todo mal pero hay que aguantarla porque es así la mano” no son mías y no son tuyas tampoco. es la charla post coito con un ex más famosa de la historia, la más repetida con algún abuelo o padre un domingo tipo tres de la tarde cuando los demás duermen la siesta y el vino todavía no te fisuró, el cliché número uno de muchas películas de muchos géneros.
las personas existen, el amor existe, el dolor existe, la felicidad existe, todo existe si querés, no te niegues tu pedacito de cosmos, no me vengas con posmodernidades que niegan sentimientos y les ponen nombres como “construcción”. animate a decir que el amor es una construcción cuando te rompan el corazón en mil pedazos y sientas que no hay nada después de x.
un puñado de razones hace que aun cansada no me canse aún. las escribí en papeles sueltos en vez de en cuadernos y el viento se lleva todo. lo que querés que se lleve y lo que no, un poco, también. es que hay algo que me hace escribirte y hay algo que me hace destruirte. creo que es que vos tenés mucho para decir todo el tiempo y no es que yo tenga problema en escucharte pero siento que es momento que empieces a decirme en vez de sólo decir.
ojalá que te pasen un montón de cosas que no puedas manejar y el pecho te explote y te salgan todas tus flores, tus vidrios y tus venenos disparados para todos lados así podés darte una mínima idea de qué se trata todo esto que intento explicarte pero vos no querés escuchar

voy a abrir tus aguas en dos
atravesarte durante años
y probablemente no pueda liberarme nunca
pero está bien
ya entendí todo
sos el shangri-la de mis ganas de dar amor

son las autopistas las que te atraviesan a toda velocidad
son mis manos el terreno sobre el que vos te edificás
no hay razones para que nos olvidemos
pero tampoco para que nos acordemos
van a pasar los años y las personas y nos vamos a llenar de gente
vamos a ser metrópolis
vamos a ser todo lo que no somos ahora

campeona olímpica del mundo universal de todo de la esgrima que es esta lucha entre vos y mis ganas de vos y yo soy
- la esgrima debería ser tu cuerpo contra el mío haciendo touché de almas y torsos al ritmo de cualquier canción que vos elijas -
voy a dejar de escribirte en mis cuadernos
- todo lo que escribo ahí tiende a desaparecer -
un tiempo guardé tu foto entre dos poemas que te escribí
- una foto secreta -
tuve que sacarla porque tenía miedo de matarte
un día - te prometo - vamos a jugar a las espadas
y esta vez no te voy a dejar ganar 

vas a llorar después de agotarme la sangre
lo que no sé es si por vos o por mí
sí sé el final
me da risa saber el final
me da llanto saber en qué vamos a terminar
- la casa dice que nada termina realmente -
y sin embargo
acá estamos
vos durmiendo con un gato
y yo durmiendo con el gato 

mostrame el amor que tenés para mí
probablemente te entre en una mano
te daría la mitad del mío por vos
y un beso en la frente
mostrame el amor que tenías para mí en invierno
ya sé que se te escurrió entre los dedos
ahora ves por qué odio la primavera 

nunca llegué a decirte
que tus manos son iguales
a las de tu pintor preferido

hoy me quedé sin voz
yo digo que por culpa de la primavera
pero creo que es por todo lo que todavía te quiero decir y me callo

“¿es amor lo que te empuja a enterrar tu cara entera entre las piernas de mi desesperación? o ¿es la misma desesperación que motiva los bailes desconsoladores en las madrugadas de tu encierro?”
Gigi Gualixo 


¿qué pasó con las noches de cuarto menguante en tu cuarto menguante?
no me quedo con los momentos de luna llena, no son esos los que nos estrellaron, los que nos convirtieron en pulsares
siempre sentí tus manos como una brisa que me arrastraba lentamente a un agujero negro, donde sólo quedábamos vos y yo
nunca pensé en una vida distinta a esa, en una vida lejos de mercurio
ahora comprendo la cercanía a plutón y la necesidad de que así sea
lo que no tolero es tu lluvia de meteoritos 

lo que quizá no falten
sean ganas
yo sé que a veces hago las cosas mal
adrede
sólo por el placer del error
el futuro
lo dejo en stand by
no es necesario
vernos mañana
si tenemos toda la vida 

leé esto como si te lo estuviera susurrando en el oído izquierdo mientras agarro tu costado derecho con mi mano:
quiero que nos sobrevivamos

I
un puñado de palabras
ordenadas de la forma correcta
para hacerme estremecer
la espina dorsal
los muslos
las plantas de los pies
en eso sí que sos bueno

II
pensar en tus manos
nunca fue tan contraproducente
voy a extrañar tus canciones
llenando el silencio
espero vos pienses en mis canciones
y extrañes mis manos
shhh…
En 1995 me rompieron el corazón por primer vez. Fue Dios.

Después de llorar por él casi dos años, logré asesinarlo. Eso fue en 1997. Mi madre es testigo, lo hice mientras ella planchaba.

Tras varios años de silencio, en el 2001, emprendí la búsqueda por su reemplazante. Aún sin éxito hoy en día.

Sin embargo, varios han sido los aspirantes. Sólo que todos terminaron por traicionarme cual Judas Iscariote en algún momento.

Pero tengo fe en que algún día va a ser a mí a quien le van a prender velas.

subo la escalera de tu columna vertebral
llego a lo más alto
asomo mi cabeza y veo el agujero negro
salto
todavía sigo cayendo

encuentro el mapa de una ciudad perdida
encuentro tus caras en los trazos
me pregunto dónde vas a festejar tu cumpleaños
con todo este silencio
quiero bañarte en constelaciones
y secarte con la lengua
no existe lo triste
tampoco lo alegre
sólo somos
o no
y te prometo que voy a dejar flores en tu tumba
el aniversario del día en que me abandones

no sé en qué momento
escribí tu nombre en mi pared
mientras lo hacía
vi tu cara en las pinceladas
pongo tus cosas en pequeños lugares
como detalles
para encontrármelos de casualidad
y que me hagas sonreír
cosificaría algunas personas
las agarraría como un puñado de legumbres
y las cambiaría por escuchar tu voz
aunque sea una vez
me gustaría regalarte el más cálido de los inviernos
y no flores en tu entierro

no hay encanto si no hay desnudez
me di cuenta que prefiero el exhibicionismo a la mudez
que me veas clavándome cada una de mis palabras en todo el cuerpo
que sientas el olor de mi sangre saliendo de los dedos cuando me leés
que mastiques conmigo las flores que te vomito
yo sé que te diste cuenta que escribo sobre amores retorcidos y eternos
porque prefiero que sientas mis momentos como yo los siento
leéme de nuevo, realmente prefiero todo esto a ser cobarde
a ser cobarde y silenciosa
sumisa como la primavera
voy a ser como el invierno más abrigado de tu vida
voy a ser quien te caliente las manos y el viento que te hiele la cara

tengo que dejar de pensar en lo que corre por tus surcos
y en los vaivienes de tus muecas
cada vez que te beso en una esquina
o me agarrás de la cadera
tengo que olvidarme de los discos viejos
y las palabras del pasado
si no miro para el frente
ya no va a haber vuelta atrás
no busco en tus ojos
más de lo que yo doy
no busco en tus silencios
más de lo que yo soy
es que hoy me encuentro al borde de la cornisa
esperando que me empujes
a lo más profundo de vos

quiero darte
todas las letras que pueda
que me sangren los dedos
de sensaciones
preferentemente profundas
& significativas
que me duelan las manos
de tanto agarrar las tuyas
eso quiero

cíclopes citadinos
vampiros del asfalto
giran sobre sus propios ejes
con los ojos vendados por su carne
se cosen las manos en posición de rezo
oran a dioses inventados
que los perdonen por los pecados que cometen
para volver a hacerlos
una y otra vez
ad infinitum viven amor muerto
viva la muerte del no amor
y vivan los demás
que no son ellos
como vos y yo

I
ciudades enteras
metrópolis
gestándose en mi cabeza
sos vos

calles y avenidas
por donde siento cómo me transitás

voy a ser candidata
para gobernarme
sabiendo que voy a perder
es que sólo quiero un lugar en vos




II
campo de batalla
de la guerra de civil
desatándose en mi cuerpo
sos vos

guerra de guerrillas
entre mis ganas y las tuyas

voy a ser triple agente
y esperar que me fusiles
es que ya no quiero dormir
prefiero morir por amor

que tu cara haga rompecabezas con la mía cuando nos besamos
es mi mejor deseo de cumpleaños
para navidad voy a pedir que me deshagas las costillas

un beso no es sólo un beso
seas robert mapplethorpe heterosexual
un chamán de la selva bolivariana perdida
la voz que me eriza la piel
o keith richards antes y/o después las drogas

voy a escribir un poema
por cada uno de los besos que me guardé
después pienso hacerlos un bollo
y empujártelos por la garganta

sos único
como el sol
por eso
estudio para astronauta
así encuentro otro sistema solar
que se deje habitar

qué fácil sería creer en dios
o en algún santo aunque sea
pensé en obligarme a rezarle
a san expedito por lo urgente
a san antonio por el amor
o a santa rita por lo imposible
qué lindo sería
poder echarle la culpa de todo esto
a algún ente divino
precioso
hermoso
pero para eso estás vos

mi palabra preferida del día es todavía

vos me condenás por mis chamuyos
yo por tu boquita fermé
es que íbamos a bailar esta milonguita que es la vida jeta con jeta
pero vos te quedaste plancha en la butaca
y encima me quisiste engatusar
cantándome ‘maría’ al oído
pero yo ya estoy hasta el funyi de otarios como vos
ay, bepi, a veces me dan unas ganas de presentarte a la huesuda
pero mejor a la catrera me voy antes que andés boqueando
que de bataclana me la doy
no me digas, soy lo mejor que te pasó mañana

te subiste a mi tren
pero no a mi vagón
es que te encanta recorrerme los mambos
y a mí lamerme las heridas

me mostraste el fondo del asunto
el fin de la vida como la conocí
porque empecé otra
aprendí a borrarme y hacerme nueva

y de pronto me encontré a mí misma
echando la situación por el balcón
es que todo fluye mejor
cuando lo dejás seguir su camino
sin hacerte ni el héroe
ni la víctima

acerca de las personas
sé lo que necesito
el resto es gente

tenemos una relación muy especial
te deseo la muerte dos o tres veces a la semana
especialmente cuando intentás soplarme
¿no te das cuenta el frío que me das ya de por sí?
qué bueno que no tengo que escribir tu nombre
cada vez que quiero invocarte
¿qué bueno?

mi vida volvió a cambiar el día que aprendí a tomar té
y a olvidarme de cómo me dejaste sola detrás de ese telón

hoy escribí como 374 veces tu nombre
todas con distintas palabras

escucho hablar sobre el futuro del mundo y yo ya no puedo pensar en otra cosa que no sea cómo será tu cama un martes con frío y desilusión

menos mal que no sos junkie
porque te acabás de aspirar la fina línea entre ir de frente
y dársela de frente

te asesiné hace varias noches ya
y aún así todavía no pude sacarme toda la sangre
desde el más allá seguís haciendo difícil lo fácil
y lo difícil ni te cuento

me quemé la nariz intentando prender la tuca que me dejaste como corazón

portazo
así te fuiste
de un portazo
así desapareciste
de un portazo
y ahora te busco
entre todos los portazos que habitan el planeta te busco
y me doy cuenta
que portazos como los tuyos
ya no quedan

te escribí aproximadamente 94 poemas de amor y te escribí, más o menos, 517 poemas de desamor. así que no me vengas a hablar de equilibrio a mí

tengo la esperanza de que algún día te ajusticie un transa. te claven una lanza. te baleen la panza. ya vas a caer en lo más profundo de la desesperanza.

hay muchas que hoy mejor no
pero no te quiero dejar para mañana

no hablemos de amor. no hablemos de dos cuerpos entrelazándose intentando ser uno. no hablemos de nos. hablame de vos. no quiero saber qué hiciste. no quiero saber qué dijiste. no quiero saber qué viste. ni siquiera qué oliste. quiero saber qué escribiste. quiero tus palabras. tus puntos y tus comas. tus signos de pregunta, tus puntuaciones exclamatorias. tus puntos suspensivos sobre los que dejás que las palabras se asomen a la cornisa, al abismo, para luego caer y despedazarse y que te claves sus vestigios como si fuesen cristales filosos y caníbales. no quiero nada de vos. sólo tus palabras. no te estoy hablando de amor.

la canción suena que suena y nosotros jugamos a que no hay nadie en la fiesta pero los cuervos, ¡los cuervos!
¡cuidado con la sangre! ¡cuidado con la carne! tus pasos al compás de la música que suena y suena y se quiere meter en tu cabeza como ellos, ¡cuidado con ellos!
son los otros, los de afuera, los que quieren arruinarte la fiesta.
tu mano, mi mano, y no, ahí no, más arriba y más abajo, por debajo, ¡salí! ¡entrá!
no sé qué va a pasar pero acá esto no puede terminar. sea bien. o sea mal.

somos un after party de burgueses abutacados burócratas malhablados. somos los restos de la cena navideña que nadie quiere llevarse ni terminar porque cansó el vithel toné y el matambrito relleno. somos una película a la que nadie sabe si le cortaron el final o realmente terminó tan mal. somos el celuloide quemándose en el proyector - ¡qué horror! - y dejándote en la mitad de esa bendita escena. éramos una fiesta. ahora somos dos fiestas. pero se están terminando. ¿qué será del gin sin el tonic?

hay días en que quiero bajar la nariz hasta el centro de la tierra
pasar para el otro lado
hacer como una espiral de mi cuerpo
que gire desde un epicentro y me de vueltas
y empezar con los movimientos irregulares
y bajar
hundirme en lugares donde amanece todo el tiempo
y siempre es de noche
y las constelaciones son mis manos agarrando otras manos

¿quién sos, más allá de tus lindas palabritas y tus lucecitas de colores?

menos mal que te mordí el labio esa noche al ritmo de esa cumbia espacial, sideral, cósmica, tropical. menos mal que te apreté las costillas esa noche que nos hundimos en el espacio (casi dejé de sentir la gravedad). menos mal que te pasé la lengua por todo el tórax esa noche que supe que me iba a enamorar. menos mal que nos sacamos de la espiral.

dejo que mis palabras me crucifiquen o me manden al paredón y bang bang. dejo que las tuyas me mortifiquen o me manden a guardar y bye bye. no quiero dejar a nadie entrar porque no quiero dejar a nadie salir. que si te abro la ventana, me derrumbás la puerta. que si te doy la mano, me comés el codo. que no quiero tanto pero quiero todo.

me hiciste doler la panza del bajón de las ganas de fusilarte en el paredón de que jugaste a la batalla naval con mis ganas de vos. y yo me hundo - me hundo - me hundo. ¡refloté!

me mando al muere con estos versos si te digo que no sé qué está más bueno si vos o tus besos. me la juego con este cuasipoema diciéndote que me encanta que me hagas sentir una nena buena. o boba. o buena. me animo a afirmar que no voy a pensar en lo que puede pasar mañana. o pasado. ni después. te cuento en un mes. no sé qué tanto de no sé qué hay en esto pero bailo hasta que no quede resto.

andan locas las ganas de que vengas o de que te vayas de mi casa. ya no te veo a vos entre los rostros. veo fragmentos de tu nuevo yo. veo canciones que me gustaría que hablen de nos. de vos. de yo y mis otros yo que cada vez son más en esta canción. hoy quiero meter mi cabeza en un balde de ron. tomarme una coca con vos. y hacer limonada con este sabor a limón que me deja tu beso cada vez que te vas sin vos.

me sangran los labios de los intentos de cambiar la situación que acontece en las noches que no son abril. me duele la cabeza de evadir la tristeza que debería sentir por tu ausencia pero me la ahorro, me fumo un porro, me pego un torro, me callo un poco porque ya no encanto con mi desencanto con el que escribo este canto esperando un decanto de cosas que no van a pasar, que no pasaron y que no pasarán, ¿que no pasarán? no sé. como pan. ¿cómo van? rataplán. tutupá.

nunca estuve totalmente muerta pero de a ratos me sentí muy viva.

si te lavaste los dientes por mí aquella mañana que no terminó, ¿por qué no podés cantarme sólo un poquito no más? me gustaría nadar en palabras y que sean todas tuyas. me gustaría poder apretarte los dedos mientras dormís para que sueñes conmigo. me gustaría que me beses más el cuello que el sexo. y que no pienses que me quiero casar con vos por esto. no quiero más encías sangrantes y que me hagas promesas irrelevantes. por eso tu mano voy a soltar.

te exploro como territorio desconocido. como astronauta del espacio de costa a costa de tus costillas. grand prix turrismo carretera dakar por tus venas. tercera guerra mundial entre nuestras caderas. nos convertimos en jóckeys de nosotros mismos. y hacemos una excursión a los indios ranqueles en una cama del abasto. te quiero terrícola de marte. sacudime los estantes. tirame los libros al suelo. recitame ese párrafo. dame esa frase. sacame esa palabra. dame esa exclamación. dame todo de vos. quedate desnudo delante de vos. mirá tu reflejo en mi ojo izquierdo. concetrate en el agujero negro que te succiono. te metí el dedo en el tercer ojo para desorientarte. sentí esto. bien adentro. no me vas a sacar como lagaña. veneno paciente. mientras bailamos la cumbia del diablo no me metas mano.

dura lo que dura dura la golosina robada del niño pero no fue fácil esta vez.
nunca es fácil cuando hay veinte falanges, dos campanillas, entre 412 y 416 huesos, y dos pares de anteojos. nunca sos ni somos fáciles. ni seremos (¿seremos?). nadie nunca nada. y la muerte… la muerte se viste de seda pero muerte queda.
la necrofilia me hace juego con los ojos y tu mano hace juego con mis tetas.

olés los momentos en que estoy por cerrarte la puerta y ponés el pie. si no fuera por tus oportunos gestos de humanidad, te llamaría belzebú. hoy pensé en regalarte una plantita de no me olvides. como cuando pensé en regalarte el vinilo de double fantasy. pero ya volviste a la normalidad.
un día de estos te voy a romper los dedos de un portazo.

sos la música que se me escurre entre los dedos. sos la sustancia que, cada tanto, se hace cuerpo en el colchón. sos la lluvia que queda marcada en mi ventana. quemás como el sol. soy la que baila entre tus lunares. soy la que guarda tus palabras en cofres invisibles. soy cada miau que escuches de ahora en más. te inundo de yo. somos una de las doce caras del universo. somos los que no ven el tiempo. somos los ateos que creen en el cosmos. feliz navidad.

¿es usted, acaso, poderosamente simple? o, ¿se deja caer en los laberintos de las complejidades del ocaso?
creo que no hay amanecer sin que dos miradas se crucen, sin que dos cuerpos se rocen, o un cigarrillo se prenda con cuatro manos en invierno.
las intenciones siempre son buenas, pero el bien no siempre está dirigido al mismo lugar.
si no hacemos el amor sino que el amor nos hace, ¿cómo nos deshacemos de amor cuando nuestros cristales se rompen?
y cuando cometemos el siniestro delirio de amar a las sombras, ¿nuestro amor se hace humo? ¿nos hacemos humo? ¿lo siniestro siempre es oscuro, como una sombra?
vamos a prender los cigarrillos, las luces, las músicas, y a cosernos los ojos para que nunca dejemos de teledirigirnos las miradas al bien comunal. o, al menos, dual.

tus palabras te condenan o te liberan, esas son tus opciones - que siempre son dos, ¿te acordás? - y después aparecen las alternativas que, en este caso, creo que tienen que ver con un tema de gravedad. gravedad del hecho o de la que hace que tengas los pies en el suelo - al menos en el sentido literal, no tanto metafórico, me parece - todavía no lo decidí. porque uno es como el clima, ¿no? oscilando entre soleado y tormentoso con nubosidad variable y probabilidad de precipitaciones aisladas o no, depende el día. volviendo a lo de los pies, creo que todos tenemos pies horribles y no me parece un lindo tema para hablar a nivel literal pero sí a nivel metafórico - bah, no sé si lindo pero seguro que interesante para discutir -, quiero decir, lo variable del hecho, el sentirse y el estar y cómo el resto ve eso y cuánto le importa a uno el resto porque si es el resto, ¿importa? o, ¿se queda fuera del conteo? no sé, eso tampoco lo decidí todavía.

lo que siento por dentro
debe parecerse
a lo que siente un sargento
cuando manda a su regimiento
a morir en el pavimento
seguro que siente remordimiento
y un poco de resentimiento
en serio, no te miento

cuento las horas
los minutos
los segundos
cuento las veces que me miras a os ojos
las que no estoy segura
y las que no
cuento cada una de las veces que me decís que me querés
las que me amás
y las que no
contaría las ganas que tengo de verte
de darte un beso
un abrazo
o todo junto
pero no me alcanzan ni las horas, 
ni los minutos, 
ni los segundos

te quiero
te quiero entre sábanas 
entre frazadas
entre risas y excesos
entre lágrimas y gritos
te quiero entre flores
entre los árboles
entre la tierra
entre el pasto
te quiero entre muchas personas
entre ninguna
entre todas
entre nosotros dos
te quiero entre todas las cosas que más quiero
entre las que menos
y entre las que más o menos
como sea
el punto es que te quiero
y punto

hola
quiero que me digas hola
es lo mínimo que podes hacer
después de arrancarme el corazón con los ojos
si querés ser un buen ciudadano
podes invitarme a pasear también
no pido flores
y mucho menos bombones
(en serio, por favor)
con que me saludes me alcanza
por un rato al menos
después vemos
si te veo

el sabor agridulce
de un fin de temporada
el saber que llegó el fin
que no hay nada más que decir
pero que me gustaría seguir escuchando(te)
me iria a borabora
a tomar coquitos
y a olvidarme del mundo
pero no tener nada en qué pensar
me va a fortalecer esta idea recurrente
de que eso de vos-yo sólo pasa en mi mente

últimamente escupo mucho
en las caras de algunos
a veces se me pasa por la cabeza
si me voy a volver a topar
con alguno al que sólo quiera pasarle la lengua

buenos aires es lamentable
cuando siento la muerte en tu boca
no conozco muchos otros lados
donde los roces sean tan mortales
no es que haya viajado mucho
pero parece que acá es donde el viento nos amontona
a veces espero la tormenta
pero siempre me pregunto qué pasara después

menos mal que no tiene poderes telepáticos
a ver si todavía escucha 
todas las veces que lo quiero
o que lo odio
o que lo mato

desencuentros interestelares
intercontinentales
internacionales
y hasta interprovinciales
tanto cable pero, ¿para qué?
las palabras son siempre las mismas
ordenadas de distintas maneras
rutina de desencuentro
que nos mata lentamente
pero no dejemos que nos alcance
cortemos ese cable
dejemos los relojes en casa
y vamos a escuchar un disco en la terraza
mientras llueve en tu barrio
y en el mío también